Dominios de nivel superior o TLD (genéricos y geográficos) y dominios de 3er nivel

Tipos de Dominios de Internet

Cuando queremos crear nuestra propia página web, a través de la cual ofrecer un servicio, vender nuestros productos o dar algún tipo de información, es importante saber qué dominio es el más adecuado para nosotros.

Hay varios tipos diferentes, cada uno con sus propias características y conocerlos es fundamental. A continuación intentaremos explicar de forma simple y concisa para qué sirve cada uno y cuál debemos elegir según nuestras necesidades.

¿Qué es un dominio de Internet?

Un dominio de Internet es una dirección única y personal para un sitio web o página concreta alojada en la red. Básicamente es una forma de hacer que las direcciones IP largas y difíciles de aprender sean más manejables.

Si por ejemplo queremos entrar en una página como Yahoo.es, si no existieran los dominios tendríamos que introducir algo como ‘www.168.156.10.140/’, que es, evidentemente, mucho más difícil de memorizar que una dirección con palabras.

Los dominios siempre van seguidos de una terminación, dependiendo de varios y diversos factores que veremos a continuación. Es por esto que en todas las direcciones web vemos terminaciones del estilo de .com, .es, .net, .org, etc.

Sin ir más lejos, dependiendo del país o región en la que nos encontremos, el dominio cambiará. Por ejemplo, en Francia usan la terminación .fr, mientras que en Argentina es .ar o en España .es.

¿Qué tipos de dominios hay?

Los dominios de nivel superior son los que tienen una mayor consideración en internet y están bajo la administración de la ICANN (Internet Corporation for Assigned Names and Numbers).

Se clasifican historicamente en 2 grandes conjuntos de dominios. Los genéricos o gTLD y los Geográficos o ccTLD.

Por tanto tenemos tres tipos de dominios básicos, a saber:

  • Dominios genéricos (gTLD)
  • Dominios geográficos o territoriales de nivel superior (ccTLD)
  • Dominios de tercer nivel

Dominios genéricos de nivel superior o gTLD

Los dominios genéricos son los que más abundan en la red actualmente. Se llaman genéricos porque no están asociados a ninguna región ni área territorial, sino que funcionan por el tipo de servicio que ofrecen.

Tambien reciben el nombre de gTLD, aunque este prácticamente no se usa, además de ser los primeros en aparecer tras la creación de la red global que usamos actualmente.

Como curiosidad, añadir que son los dominios más demandados en la actualidad, y que es realmente difícil conseguir uno.

Entre los genéricos podemos encontrar los dominios .com asignados normalmente a organismos u empresas que realicen actividades comerciales, los .net, los .org (asociados a organizaciones) o los .info (cuya finalidad suele ser informativa).  Este tipo de dominios no suelen tener restricciones para su uso o contratación (alquiler del dominio), pero no ocurre lo mismo con otros como los .gov (gubernamentales) o .edu (entidades dedicadas a la formación) en los que los requisitos para acceder a ellos suelen estar muy determinados y asociados a organismos oficiales.

No nos olvidamos de los nuevos dominios de internet que añaden multitud de nuevas extensiones como la .online, .website, .blog, o .tienda. 

A continuación, haremos un repaso de los dominios genéricos más habituales:

  • .com: pertenecen a las webs que se dedican principalmente a actividades comerciales.
  • .net: se asocia con páginas de proveedores web y actividades similares.
  • .org: esta es la extensión que usan las principales asociaciones que carecen de ánimo de lucro, es decir, lo opuesto a las .com.
  • .info: extensión de dominio destinada a páginas web de carácter informativo.
  • .biz: abreviado de la palabra inglesa ‘business’, estos dominios se dedican a actividades relacionadas con los negocios.
  • .mobi: se trata de un dominio asociado a las páginas preparadas para verse en dispositivos móviles. Actualmente casi no se usa debido a que la mayoría de páginas web cuentan con un diseño optimizado para los mismos.
  • .gob o .gov: extensión de dominio destinada a páginas web gubernamentales.

Dominios territoriales o geográficos de nivel superio ccTLD

Los dominios territoriales o geográficos, como su propio nombre indica, están asociados a una zona geográfica determinada. Reciben el nombre de dominios ccTLD.

Todos estos dominios están directamente relacionados con el país en el que se ubica la web o con el que quiere mantenerse vinculado. Este es el motivo de que diversas webs comerciales como Google se muestren con el dominio .es cuando accedemos a ellas desde España.

Los Dominios Geográficos de nivel superior son dominios gestionados y asignados por el organismo que se encarga de esta función en cada uno de los países. Así por ejemplo España tiene asignado el dominio .es de primer nivel geográfico y su gestión está vinculada a la Entidad Pública Empresarial Red.es

Por otra parte, dentro de cada país podemos encontrar dominios personalizados de ciertas regiones. En el caso de España, si quisiéramos abrir un dominio de temática gallega o ubicado allí, podríamos comprar un .gal.

Lo que aportan estos dominios es una mayor especificidad geográfica, que mejora radicalmente el rendimiento de ciertos factores como el posicionamiento SEO y el comercio.

Como es obvio, también aportan a los consumidores y las personas que están navegando en general, una mayor y más completa información sobre el sitio al que están accediendo.

Estos son algunos pequeños ejemplos de dominios territoriales:

  • .es: dominios de páginas web en España.
  • .is: dominios de páginas web de Islandia
  • .us: dominios de páginas web en Estados Unidos.
  • .uk: dominios de páginas web en Reino Unido.
  • .fr: dominios de páginas web en Francia.
  • .jp: dominios de páginas web en Japón

Dominios de tercer nivel

Los dominios de tercer nivel son una mezcla entre los dominios genéricos y los territoriales. Son considerablemente más difíciles de recordar por lo que uso no es excesivamente elevado en la actualidad.

A pesar de esto, la globalización que ha causado que multitud de empresas se hagan multinacionales y operen en varios países, ha convertido el uso de estos dominios en algo completamente imprescindible.

Adquirir un nuevo dominio cuando vas a operar en otro país es caro, costoso de hacer y suele afectar de forma muy negativa al posicionamiento SEO.

Es por esto que los dominios de tercer nivel se muestran como una especie de hibrido, de forma que si tenemos un dominio .com (es decir, de actividades comerciales) y queremos pasar a operar en España, podemos usar el dominio de tercer nivel .com.es.

Según el tipo de actividad que desarrolle la empresa, se puede añadir una extensión de dominio distinta. Así por ejemplo podemos distinguir dentro de un dominio español, los que tienen actividad comercial (.com.es) o los que realizan una actividad sin ánimo de lucro (.org.es), entre otros.

Este hábito es realmente común en países que a través del gobierno quieren dar diferentes servicios a los ciudadanos y, debido a que son el propio gobierno de ese país no se pueden permitir no usar el dominio territorial.

¿Un dominio es para siempre?

Por último, hay que tener en cuenta que cuando adquirimos un dominio, este no tiene porqué ser nuestro para siempre. Esto quiere decir que cada cierto tiempo tendremos que renovarlo pagando las tasas correspondientes.

Por suerte para nosotros, existe un concepto llamado periodo de gracia (redemption period), que consta de unos días de margen desde que nuestro dominio caduca, para que nos dé tiempo a renovarlo.

Es especialmente importante no pasarse de este periodo de gracia, dado que si lo hacemos perderemos nuestro dominio completamente y toda la información introducida en él. Por consiguiente, deberíamos volver a pagarlo, con un recargo y reintroducir la información.

Esperamos que con este artículo se hayan solventado todas tus dudas sobre lo que es un dominio de internet, los tipos que hay y sobre todo, cómo funcionan.