Inicio Formación y cursos online Navegadores web – Internet explorer, chrome, Mozilla firefox

Navegadores web – Internet explorer, chrome, Mozilla firefox

Navegadores Web

Cuando queremos acceder a la red de redes, Internet, muchos usuarios buscan una herramienta que les aporte las mayores ventajas y comodidades. Tener a mano nuestros principales sitios, poder gestionar nuestras descargas o poder gestionar nuestro historial son factores clave a la hora de elegir un navegador web.

Es por esto que, con el paso de los años, tres navegadores web han conseguido destacar por encima del resto. Son programas que a lo largo del tiempo han podido ir recibiendo actualizaciones y mejoras constantes, que los han llevado al grado de optimización en el que se encuentran ahora.

En este artículo realizaremos un breve repaso de estos tres navegadores, que han acabado copando el mercado gracias a sus herramientas y servicios de calidad. Analizaremos sus principales diferencias y sobre todo qué es lo que les hace únicos.

Microsoft Edge (Internet Explorer)

Microsoft Edge es el navegador creado por el gigante de la tecnología Microsoft, la empresa del archiconocido Bill Gates. Es un navegador realmente joven, puesto que no vio la luz de manera oficial hasta el año 2015.

Por supuesto, hay un motivo. Microsoft Edge es el navegador que tuvo la difícil misión de sustituir a Internet Explorer. Este clásico de los navegadores acabó perdiendo terreno y cediendo popularidad a sus principales competidores.

Es por esto que Microsoft decidió dar un cambio de rumbo radical y lanzar Edge al mercado. Este navegador viene preinstalado de serie en todos los ordenadores con sistemas operativos Windows, tanto en Windows 8.1 como en Windows 10.

Para haber resurgido de las cenizas de su predecesor y haberse convertido en uno de los líderes del mercado, es evidente que Microsoft Edge ha incorporado una serie de ventajas a su funcionamiento.

En primer lugar, su consumo de RAM y batería se ha visto reducido en gran medida respecto a Internet Explorer. Esto es un punto muy importante a su favor puesto que a la larga supone un menor consumo de batería y un mejor rendimiento del ordenador.

En segundo lugar, debemos destacar su importantísima y clave optimización con Windows 10. Siendo el navegador preinstalado por defecto, Edge nos ofrece una serie de importantes mejoras en cuanto a la seguridad y al rendimiento, además de un número muy elevado de extensiones para que nuestro navegador funcione con mayor rapidez.

Su diseño es extraordinario, destacando por un estilo sencillo e intuitivo. Posee un buen gestor de descargas y un acceso rápido y fácil a nuestro historial de navegación. Además ofrece herramientas de recordatorio de contraseñas y formularios.

Google Chrome

Google Chrome es el navegador creado en el año 2008 por la empresa californiana Google, con el fin de ofrecer soporte a todos sus clientes. Chrome es actualmente el navegador más usado del mundo, puesto que optimiza todos los servicios más usados como YouTube, Google Drive y por supuesto, el propio buscador de Google.

El diseño de Google Chrome es sin duda su mayor punto a favor. Es tan minimalista que el espacio que deja en la pantalla es sin duda el mayor de todo el sector. Además, ahorra espacio y tiempo juntando el buscador de Google con la barra de dirección.

En cuanto a cachés y seguridad, Chrome es uno de los navegadores más fiables. Ofrece un potente modo de incógnito y un gran gestor de cookies y passwords. Sus extensiones son interminables, englobando desde las más útiles y usadas hasta algunas solo para los más exquisitos.

Como única pega, podríamos destacar que el consumo que realiza tanto de la memoria RAM como de la batería es bastante importante. Aún así el rendimiento del navegador en sí es muy satisfactorio, aunque debemos contar con un ordenador con características relativamente potentes.

Por último, es importante añadir las facilidades que nos ofrece Chrome para usar otras herramientas de Google como Drive, Maps, Fotos o Gmail, estando magníficamente relacionado y optimizado para ellos.

El rendimiento usando estos programas es sensacional, lo cual es un factor especialmente determinante ya que muchos de estos son servicios de referencia y muy habituales en nuestra vida cotidiana.

Mozilla Firefox

Mozilla Firefox es un software libre de código abierto, que fue creado en el año 2002 por la corporación Mozilla. Actualmente se desarrolla para Linux, iOS, OS X, Android y Windows. Firefox usa el motor Gecko para renderizar páginas web, implementando estándares web tanto actuales como futuros.

Entre sus características podemos incluir la ya tradicional navegación por pestañas y sus múltiples opciones de personalización. Actualmente está muy cerca de Google Chrome en la disputa por ser el navegador más usado del mundo.

Entre las ventajas más aclamadas de Mozilla Firefox está la posibilidad de recuperar la sesión que teníamos abierta previamente, restaurando todas nuestras pestañas. Además, de la misma forma que en Google Chrome, destaca su navegador de incógnito 100% fiable.

Firefox destaca por un diseño fresco y moderno, que siempre se encuentra en constante actualización. Si bien no está tan simplificado como el de Google Chrome, no deja de ser un navegador intuitivo y bien construido.

La velocidad de arranque y manejo de Firefox es sencillamente asombrosa. Destaca por no consumir una gran cantidad de recursos de rendimiento de nuestro ordenador, con lo cual estaríamos hablando de un navegador ligero válido para ser usado en todo tipo de dispositivos.

Ofrece una información instantánea de los sitios web que visitamos, y su política de cookies e información caché está perfectamente optimizada. Gracias a su desarrollo en base al sistema de software libre, Mozilla Firefox es el navegador web que más herramientas nos ofrece en cuanto a la personalización.

Estas son las tres opciones que actualmente están siendo más usadas en el mercado de los navegadores web. No debemos olvidar que tenemos otras opciones diferentes también como pueden ser Safari (navegador de Apple), Opera o UC Browser.

Tomar una decisión respecto a cual usar dependerá íntegramente de nuestras preferencias y las características de nuestro dispositivo. Lo que resulta más que evidente es que cualquiera de estas tres opciones analizadas son un ejemplo perfecto de modernidad, solvencia y estética.