Inicio Formación y cursos online Las TIC en el ámbito laboral

Las TIC en el ámbito laboral

TIC tecnologías de la información y comunicación

El uso de las TIC y el futuro del ámbito laboral

Cada vez es más frecuente el uso de las TIC o tecnologías de la información en el ámbito laboral. Y cada vez dependemos más de estas herramientas digitales.

¿Qué son las TIC?

Las TIC o tecnologías de información o comunicación son las infraestructuras, servicios y equipos que dan forma al mundo informático actual. Incluyen todos los aparatos, redes, aplicaciones y sistemas que permiten a las personas y organizaciones interactuar con el mundo digital. Hablamos de internet, softwares, ordenadores y teléfonos móviles.

Las TIC facilitan mucho ciertos aspectos de nuestro trabajo, pero también cambian la forma como las compañías llevan a cabo su labor. Podríamos decir, entonces, que las tecnologías de la información tienen muchas ventajas, pero también algunos riesgos.

¿Cómo usamos la tecnología de la información en el ámbito laboral? ¿Cómo cambiará el trabajo en el futuro?

Aplicación de las TIC en el trabajo

Comercio Online

Cada vez más, empresas y comercios ofrecen sus servicios y productos a través de internet. Los clientes pueden analizar, escoger y comprar desde la comodidad de sus hogares productos tan diversos como ropa, comida, tecnología, libros, servicios básicos, etc.

Esto se refleja en la renovada importancia de compañías como Amazon, o el surgimiento de aplicaciones móviles de entrega a domicilio como Glovo o Deliveroo.

Comunicación

Las tecnologías de la información permiten una comunicación rápida e instantánea entre empleados, clientes y proveedores. Estos intercambios pueden ser escritos, visuales y orales.

Adicionalmente, las TIC permiten la creación de documentos y archivos que pueden ser fácilmente compartidos y distribuidos de forma digital, sin importar la distancia. A comienzos del año 2020, con el comienzo de la pandemia por la expansión del coronavirus, las necesidades de comunicación online se han incrementado notablemente tras efectuarse confinamientos en todo el mundo; hoy las comunicaciones online en formato de videollamada son habituales para mantener reuniones o prestar todo tipo de servicios profesionales como por ejemplo el de abogados online, uno de los servicios esenciales que en muchos casos se pueden prestar a distancia.

Almacenamiento y procesamiento de información

Las TIC permiten crear bases de datos, gestionar inventarios en tiempo real y manejar la contabilidad de una empresa a través de programas informáticos.

Además, las bases de datos de clientes se utilizan para conocer mejor a los posibles compradores y sus hábitos de compra. Esto sirve, entre otras cosas, para indicar tendencias de compra y anticipar qué productos se deben reponer y en qué cantidad.

Movilidad y acceso

La evolución cada vez más rápida de las tecnologías de la información y comunicación permiten que el ámbito laboral pueda trasladarse a cualquier lugar físico. Es decir, resulta progresivamente más fácil que los empleados puedan trabajar desde casa o, incluso, desde el móvil.

Soporte técnico

Algo parecido ocurre con el soporte técnico. Gracias a las TIC, es posible en muchas ocasiones realizar el soporte técnico en remoto, agilizando, abaratando y facilitando la resolución de problemas.

Diseño

Las TIC han permitido que se desarrollen nuevas interfaces cada vez más interactivas, atractivas y utilitarias. Esto facilita a los empleados el uso de las herramientas digitales.

Asimismo, los avances en materia audiovisual, tanto de equipos fotográficos y softwares, permiten una mejor edición de productos como vídeos, fotografías o animación. Estos son cada vez más utilizados en publicidad y comunicación corporativa.

Entretenimiento

En cuanto al ámbito de entretenimiento, las TIC han cambiado la forma como los bienes audiovisuales como el cine, la música o la televisión se producen y se comercializan. Es posible en la actualidad hacer películas o vídeos musicales de alta calidad con la cámara del móvil, lo que reduce la complejidad y el tamaño del equipo necesario.

Las nuevas plataformas de streaming se han convertido en un nuevo modelo de comercialización que comienza a sustituir a la televisión y al cine tradicional.

Banca online

Aplicaciones móviles, servicios a través de internet y mensajería instantánea permiten a los bancos y a sus clientes realizar operaciones financieras o consultas con facilidad y seguridad.

Redes Sociales

Las redes sociales se han convertido en una herramienta digital que las empresas pueden utilizar para promocionar sus productos y servicios, además de promover una imagen positiva de la compañía.

Adicionalmente, existen redes sociales específicas para el ámbito laboral, como LinkdeIn, en las que los profesionales pueden darse a conocer y contactar a otros trabajadores y empresas.

Sostenibilidad

El último aspecto, pero no el menos importante, es la reducción de costos y la sostenibilidad que permiten las TIC. Dado que en la actualidad muchos productos, como las películas, son digitales, las empresas gastan menos en materiales para producirlos y distribuirlos. Esto reduce costos e, incluso, la necesidad de personal.

También, la posibilidad de trabajar desde casa permite ahorrar. Sin embargo, deshacerse de hardware como ordenadores y pantallas, sigue siendo un importante problema en temas de sostenibilidad.

Las TIC y el futuro laboral

El peso de las TIC en el trabajo va a cambiar muchas profesiones. Algunas de ellas desaparecerán, siendo sustituidas por procesos automatizados o inteligencia artificial. Otras, cambiarán y también surgirán nuevas ocupaciones.

Sin embargo, no hay que preocuparse en exceso, sino adaptarse a las nuevas demandas del mercado. Como explica el periodista Andrés Oppenheimer en su libro Sálvese quien pueda, es muy importante la formación. Las personas con niveles de estudio y preparación altos, serán capaces de adaptarse a las nuevas profesiones que surjan.

También tendrán especial importancia la creatividad, la originalidad y la inteligencia emocional, pues son rasgos con los que los ordenadores y robots no cuentan. Así, posiciones relacionadas con el diseño y el desarrollo de sitios web, por ejemplo, seguirá teniendo relevancia en el futuro.

Así que, aunque las TIC aporten numerosos beneficios en el ámbito laboral, también van a cambiar la forma como trabajamos y las profesiones que cuenten con más demanda en el futuro. En definitiva, las tecnologías de la información y la comunicación seguirán marcando nuestro camino y el de las empresas.